604 021 003 · 981 122 424

Esas propiedades...

04 enero 2019

Siempre es satisfactorio cerrar una venta, sobre todo las que suponen una doble alegría. Nos referimos a esas propiedades que no arrancan en las mejores condiciones de mercado y a las que sí lo hacen pero no acaban de cuajar. También a las que ya han pasado por otros colegas del sector. Esto las hace diferentes y ellas nos mantienen despiertas: no queda más remedio que reiniciar el planteamiento las veces y horas que hagan falta hasta dar con el camino. Y lo hay, sabemos que lo hay, sólo se trata de no abandonar y aplicar el conocimiento. Cerrar con éxito una operación así, graba una muesca más honda en nuestra memoria profesional.

 

Ocurre que una venta, como cualquier otra relación humana, es una cuestión de confianza mutua. Siempre hemos dicho que vale más un buen propietario que una magnífica propiedad, pues ambos trabajamos en equipo por un mismo fin, y no terqueando en direcciones opuestas. La buena comunicación con el cliente es, casi siempre, lo que determinará el éxito o fracaso de la operación. Es necesario escuchar, valorar, aportar y, en un momento determinado, confiar en tu agente, pues más allá de sus honorarios, él también pone su reputación en tus manos.

 

Cerramos el ejercicio más que satisfechas con nuestras metas, y a 2019 sólo le pedimos más personas como vosotros, con quienes ha sido un verdadero placer andar el camino y celebrar los éxitos.

 

Etiquetas:

General